Lo que no puede faltar en tu presupuesto de Capital Humano

Adoptar las mejores prácticas de Capital Humano implica mucho trabajo: por un lado analizar el hoy de la empresa; por otro, planear y programar los cambios, mejoras e implementaciones; poner un responsable, una fecha objetivo y finalmente amarrar con un presupuesto. ¿Para qué un presupuesto? Porque invertir en las personas cuesta y sin recursos asignados será difícil avanzar.

¿Qué es un presupuesto?
Llamamos presupuesto a la "Expresión cuantitativa formal de los objetivos que se propone alcanzar la administración de la empresa en un periodo, con la adopción de las estrategias necesarias para lograrlos." Es decir, un presupuesto es un documento donde se indican los números, los costos y gastos que se prevén invertir en un periodo determinado de tiempo en algún plan o proyecto. Normalmente se elabora cada año y se revisa mensualmente.
Casi todas las empresas funcionan con un presupuesto general, pero son pocas las que asignan al área de Recursos Humanos unos fondos determinados para poder desarrollar sus planes o las que cuantifican y conocen exactamente su costo administrativo en cuanto a nóminas, prestaciones, capacitaciones de su gente, etc.

Conceptos a incluir en un Presupuesto de Capital Humano
Si quieres que tu área de Capital Humano sea cada día más fuerte, comienza haciendo un plan anual y fundamentándolo en un presupuesto. Una vez realizada tu proyección, asegura que la junta directiva los apruebe y trabaja con esa base durante todo ese periodo. A continuación te ofrecemos algunas ideas de conceptos a incluir:
  1. Costo de nómina y compensaciones: No es sólo el costo actual de tu plantilla contando, impuestos, cargas patronales, aguinaldos, vacaciones, etc. También deberás tener en cuenta:
    • Proyección de crecimiento de la nómina durante el año (plazas nuevas, promociones del personal, etc).
    • Aumentos por inflación o por desempeño.
    • Bonos y compensaciones.
    • Sistema de RRHH o nómina o fee que pagas a un outsourcing por administración de tu personal.

  • Contrataciones: Un nuevo ingreso viene acompañado de todo un proceso que va desde el reclutamiento y selección hasta la firma del contrato definitivo. Por ello debes considerar:
    • Inversión en reclutamiento: inversión en portales de búsqueda de candidatos, fee de Head Hunting, exámenes psicométricos, socioeconómicos, etc.
    • Capacitación inicial: lo que cuesta no sólo en tiempo sino en flujo una capacitación por externos por ejemplo del uso de cierto sistema específico para la posición.
  • Bajas: El cierre de un proyecto o la rotación promedio tienen impacto económico también:
      • Monto estimado de finiquitos, liquidaciones o incluso atención a posibles demandas.
  • Plan de capacitación: Se puede capacitar internamente pero muchas veces un plan completo implica la búsqueda de proveedores que vayan al lugar de trabajo a capacitar a la gente o la alianza con ciertas instituciones donde se envía al personal para su especialización.
      • Presupuesto para capacitaciones generales.
      • Presupuesto de plan de capacitación por áreas.
  • Otros beneficios e incentivos: El bienestar de los trabajadores no sólo se alcanza con un sueldo justo y un trabajo que les desarrolle, es necesario contar con una serie de incentivos que ayuden a retener el talento. Algunas ideas para cotizar:
      • Pólizas de seguros de vida o gastos médicos.
      • Pensiones de estacionamiento o ayudas de transporte.
      • Comedor en la oficina subsidiado parcial o totalmente.
      • Convenios con gimnasios, boletos de cines u otros medios de esparcimiento.
  • Integraciones y otras actividades: En el año se pueden organizar varias actividades de promoción de la cultura organizacional, esparcimiento, integración. No olvides incluir en tu presupuesto los costos estimados:
      • Pasteles de cumpleaños o detalles.
      • Voluntariados: la logística cuesta (por ejemplo un camión para llevar a la gente a sembrar árboles).
      • Brindis de fin de año, etc.
  • Comunicación interna: Una tarea importante del área de RRHH es mantener a los trabajadores informados de lo que ocurre en la empresa, del calendario, los cumpleaños, los éxitos y logros, etc. Es por ello que requiere fondos:
      • Intranet: Inversión inicial en diseño, mantenimiento mensual.
      • Newsletter: semestral, anual, impreso, etc.
Otras recomendaciones
Ya que tienes enlistados los conceptos a incluir, te recomendamos poner fecha a los distintos eventos, hablar con los líderes de cada área para asegurar que tu proyección en cuanto al personal sea lo más fidedigna posible y trata de ceñirte a tu presupuesto. Año tras años podrás comparar resultados y será más fácil para ti proyectar los gastos.
Recuerda que la empresa sobrevive y crece gracias a la gente. Invertir estratégicamente en Capital Humano no es un gasto sino un apostar en el futuro de tu organización.