Cómo evaluar el Clima Laboral de tu Compañía



Hablar de clima laboral es poner sobre la mesa un desafío prioritario para las áreas de Capital Humano y los directivos de toda organización. Porque de la satisfacción laboral y el ambiente en que se desarrollan los trabajadores ocho horas al día, dependen en gran medida la retención, la productividad y el buen servicio.

Aclarando el concepto de clima laboral

Son muchos los autores que hablan del tema. Darío Rodriguez, en su publicación, “Gestión Organizacional: Elementos para su estudio" (2001) lo define así: “Percepciones compartidas por los miembros de una organización respecto al trabajo, el ambiente físico en que se da, las relaciones interpersonales que tienen lugar en torno a él y las diversas regulaciones formales que afectan a dicho trabajo".[1] ¿Qué nos quiere decir? Que el clima laboral es por un lado una percepción subjetiva de los trabajadores pero que parte de situaciones objetivas como son las instalaciones, las condiciones de contratación, el trato del jefe etc.

El clima laboral por tanto es un concepto complejo, que incluye muchos aspectos, con sus factores intangibles y con algunos medibles. ¿Cómo podemos entonces plantear estrategias de mejora? ¿Es posible tener a todos los colaboradores satisfechos?

Empieza por un buen diagnóstico

Ciertamente donde hay muchas personas es casi imposible pretender satisfacer a todos. Pero es esencial conocer su punto de vista para ver si hay temas donde exista una inconformidad recurrente y así identificar focos rojos y por el contrario poder evidenciar las fortalezas organizacionales.

Por ejemplo, si la mayoría de las personas del área de operaciones evalúan negativamente a su jefe y exponen que se sienten intimidados o que se les falta al respeto, se puede con seguridad conocer que ahí hay un foco rojo. Un gerente causa tensión, miedo, inconformidad e incluso puede ser motivo de que el personal deje su puesto.

¿Cómo podemos llegar a conocer esta información? A veces las personas se acercan y hablan con el encargado de Recursos Humanos, con el jefe directo o escriben en un buzón de quejas y sugerencias. Pero muchas veces callan porque no encuentran el momento preciso o porque se avergüenzan de expresar sus puntos de vista por temor a una consecuencia. Es por todo esto que se recomienda tener un sistema periódico y consistente de evaluación de clima laboral a través de una encuesta de preferencia anónima que llegue a todos los miembros de la organización.

¿Qué temas debería incluir una encuesta de clima laboral?

A continuación te enlistamos 9 temas que no deben faltar en tu evaluación de clima laboral.

  1. Identificación con la empresa y su cultura: Es importante identificar si las personas conocen la filosofía de la empresa, los valores y se sienten motivados en ella.
  2. Respeto y trato: Como empresa somos responsables de la integridad de todo nuestro personal. Por ello hay que indagar cómo es el trato y el respeto en nuestros centros de trabajo. Al ser una encuesta anónima, se podrán identificar con más seguridad casos de acoso, violencia física o verbal, burlas o críticas que puedan herir, etc. Hay que ser muy sagaces en la manera de plantear estos temas para que la gente pueda responder con transparencia.
  3. Puesto de trabajo: Este tema nos ayuda a conocer el grado de satisfacción con su puesto o trabajo del día a día, saber qué tan claros tienen sus objetivos y funciones y qué tan retados positivamente se sienten con el trabajo que desempeñan.
  4. Compensación y beneficios: Se pueden hacer preguntas sobre la satisfacción con la remuneración y bonos, la correspondencia entre grado de responsabilidades y compensación económica, o sobre otros beneficios y prestaciones como son seguros de gastos médicos, seguros de vida, comedor, etc.
  5. Relación con el jefe: En este tema se puede incluir la retroalimentación que se recibe, el trato, el aprendizaje, etc. Un buen jefe es un promotor del buen ambiente laboral, de la permanencia de los colaboradores y de su efectividad.
  6. Comunicación: El tema de la comunicación es muy amplio. Es necesario sondear sobre la comunicación institucional o general, en los equipos de trabajo y entre áreas que interactúan. Preguntar qué tanto fluye la información hacia abajo y qué tanto los trabajadores pueden expresar sus necesidades, sugerencias, etc.
  7. Capacitación y desarrollo: El trabajador no está en la empresa únicamente para dar los resultados esperados, también busca aprender, crecer. Por ello es importante evaluar los planes de capacitación y de carrera existentes.
  8. Aspectos prácticos: Es importante conocer también cómo percibe el trabajador las instalaciones (ventilación, iluminación, espacio suficiente, orden y limpieza) para saber qué tan amigable es el ambiente en que trabajan y qué mejoras realizar. Por otro lado preguntar sobre el equipo y herramientas de trabajo que se les entregan para poder desempeñar de la mejor manera su función.
  9. Un espacio en blanco para sugerencias, quejas o comentarios.

Siguientes pasos

Estas ideas pueden ayudarte a formular una lista de preguntas sobre los distintos temas. Una vez definidas, podrás elaborar tu formato y enviarlo a todos tus colaboradores. Es importante que definas ciertos parámetros para medir y tabular los resultados (por ejemplo, califica del 1 al 5) y que cuides el anonimato ayudándote de herramientas gratuitas como los formularios de google. Todo es cuestión de empezar, poco a poco podrás afinar tus cuestionarios, comparar respuestas de periodos anteriores y ver las mejoras. En tu empresa, ¿cómo va el clima laboral?

Adopta Osmos, ¡y enfócate en desarrollar un buen clima laboral en tu compañía!
Reduce hasta en un 70% el tiempo que utilizas en calcular la Nómina. Redescúbrela:



[1] GESTION ORGANIZACIONAL: ELEMENTOS PARA SU ESTUDIO, Darío Rodríguez M, 2001.